CONSULTORÍA ESTRATÉGICA EN TECNOLOGÍAS
DE LA INFORMACIÓN Y COMUNICACIONES

CONSULTORIA EN REDES Y SERVICIOS DE TELECOMUNICACIONES






La fibra óptica está de "moda"

Autor: Ramón Jesús Millán Tejedor

Publicado en BIT nº 187, COIT & AEIT, 2011

Descargar el artículo en PDF


Cables de fibra opticaLa fibra óptica está de “moda” y no deja de aparecer en la prensa económica y técnica diaria nacional e internacional. Los Gobiernos de todas las naciones reconocen la necesidad de desplegar redes de fibra óptica para mejorar el crecimiento industrial, la productividad de sus empresas, la calidad de vida de sus ciudadanos, la eficiencia de sus Administraciones y la sostenibilidad. A pesar de la crisis económica, los principales operadores de telecomunicaciones del mundo, junto a municipalidades, eléctricas e incluso constructoras, han comenzado, a menor o mayor ritmo según el país, el despliegue de redes de acceso por fibra óptica o FTTH (Fiber-To-The-Home) y FTTB (Fiber-To-The-Building).

Según datos de la OCDE de Diciembre de 2010, el número de usuarios de banda ancha fija en el mundo era de 305 millones, de los que 37,7 millones (12,3%) emplean conexiones de fibra óptica. Sin embargo, la penetración por países está muy desproporcionada. Así, por ejemplo, el 58% de las conexiones de banda ancha en Japón son conexiones de fibra. Otros países destacados son Corea del Sur con un 55%, Eslovaquia con un 29% y Suecia con un 26%. De acuerdo a datos de la CMT de Septiembre de 2011, el número de líneas de fibra FTTH en España era de 134.233, respecto a un total de 10.977.709 líneas de banda ancha, lo que constituye alrededor del 1,22% del total. Así, en España el panorama de la fibra, el medio que permite transmitir la “luz”, está muy “oscuro”, siendo muchos los factores: la falta de incentivos públicos, los impuestos adicionales que sufren los operadores, la crisis de consumo, una regulación que no satisface a ninguno de los operadores, etc.

Sin embargo, también hay factores que dan visos de esperanza, como es el crecimiento del número de abonados del 231% respecto a Septiembre de 2010. Esto demuestra que los usuarios están deseando pagar un sobreprecio, sobre la de por sí cara banda ancha por ADSL en España, para disfrutar de los beneficios que les ofrece la fibra en cuanto a rapidez, robustez, fiabilidad, seguridad, catálogo de servicios, etc. Por otro lado, el consejo de Ministros aprobó el pasado Marzo el nuevo Reglamento de las ICT, que entre otras muchas novedades, incluye la fibra óptica entre las redes de acceso a los edificios, lo cual facilitará las inversiones en despliegue de infraestructura y servicios de redes de “banda ancha ultra-rápida” por parte de los operadores de telecomunicaciones. Finalmente, el COIT ha hecho un llamamiento público de gran repercusión mediática a los diferentes agentes presentando una serie de recomendaciones y buenas prácticas, fruto del análisis de los planes de despliegue de banda ancha de los países de su entorno y de los mejor posicionados a nivel mundial.

No obstante, son los operadores los que en última instancia pueden cambiar esta situación y ver estos despliegues de fibra como una oportunidad de mejorar su negocio a medio y largo plazo, a pesar de requerir una fuerte inversión a corto plazo, sobre todo en obra civil. En primer lugar, es una inversión que puede ser amortizada a muy largo plazo, por ejemplo, el cobre ha sido utilizado durante más de 120 años para ofrecer servicios de telecomunicaciones, siendo un medio que cuenta con muchas más limitaciones técnicas que la fibra. La obra civil ayudaría a emplear a personas procedentes del sector de la construcción actualmente en desempleo, aumentando así su renta disponible y su capacidad de gasto de servicios de telecomunicaciones. Además, la competencia en servicios de telecomunicaciones no ha parado de crecer en los últimos años y, por ello, los operadores tienen una serie de retos para hacer exitoso su negocio y la banda ancha por fibra óptica puede ayudar en todos ellos y en especial a la eficiencia en costes (reducción de centrales, reducción de necesidades de energía, redes abiertas con compartición de infraestructura, convergencia IP, etc.) y a las nuevas fuentes de ingresos y diferenciación de sus ofertas (televisión y vídeo bajo demanda de alta definición y en 3D, videoconferencia y comunicaciones unificadas, juegos en red, cloud computing, domótica, telemedicina, etc.).


<<< Volver al listado de artículos