CONSULTORÍA ESTRATÉGICA EN TECNOLOGÍAS
DE LA INFORMACIÓN Y COMUNICACIONES

CONSULTORIA EN REDES Y SERVICIOS DE TELECOMUNICACIONES






El pulso entre Telefónica y Google

Autor: Ramón Jesús Millán Tejedor

Publicado en Dintel - Alta Dirección nº II-7, Dintel, 2010

Descargar el artículo en PDF


El pasado Febrero en una conferencia en Bilbao, el presidente de Telefónica, Cesar Alierta, abría la “caja de pandora” con unas polémicas declaraciones, donde se ponía de manifiesto la nueva estrategia de la operadora de hacer pagar a los buscadores de Internet (Google, Yahoo!, Bing, etc.) por utilizar sus redes. En mi opinión, la pretensión de Telefónica es “parecida” a si Iberdrola quisiera hacer pagar a los fabricantes de electrodomésticos por utilizar su red de distribución eléctrica para hacer funcionar sus equipos... ¡Pero si ya cobra por la electricidad!... ¡Y cuantos más electrodomésticos se vendan, más electricidad se consume!... ¿Que en este caso no lo hace con tarifa plana? Está claro que no, pero la tarifa plana tiene muchas ventajas desde el punto de vista financiero (por ejemplo, seguimos pagando cuando estamos de viaje, garantiza un flujo constante de ingresos mínimos, etc.) y las operadoras pueden ofrecer también tarifas por uso o con un límite de descarga. La tarifa plana es como el modelo "buffet libre" de los restaurantes, que puede dar “beneficios negativos” para ciertos casos concretos, pero que en cómputo total resulta muy rentable.

Competicion Telefonica y GoogleEs más, las operadoras de telecomunicaciones deben muchísimo a Google, pues gracias a los servicios ofrecidos por ésta y otras empresas (Yahoo!, Facebook, Twitter, Linkedin, etc.), han podido comercializar exitosamente su acceso de banda ancha a Internet y está claro que este servicio ha sido clave para el incremento de su base de usuarios, ingresos, etc. Es más, durante muchos años Google (al igual que otras muchas empresas de Internet), han ofrecido sus servicios de forma completamente gratuita, tal y como su buscador, e-mail, mensajería instantánea, etc. Si no hubiera aparecido Google, habría mucha información en la Red, pero nadie sabría encontrarla de forma rápida y sencilla… ¿y entonces, nos interesaría contratar un acceso de banda ancha?. Además de buenos “algoritmos”, lo que Google ha sabido crear un modelo de negocio donde el usuario nunca paga nada por utilizar el servicio y éste es financiado por anunciantes, que únicamente pagan cuando el usuario pulsa sobre un enlace patrocinado, que además no interfieren en los resultados de búsqueda normales.

Telefónica podía haber invertido parte de sus ingentes beneficios en crear un buscador similar a Google o haber mejorado Terra y sacar partido de este innovador y exitoso modelo de negocio. ¿Por qué no “cuajo” Terra? Hay muchas explicaciones, pero sólo voy a centrarme en el perfil de empresa. Está claro que aunque Telefónica y Google son dos “máquinas de hacer dinero”, tienen estructuras organizativas distintas. Entre los principales ejecutivos de Telefónica, una empresa con una estructura muy piramidal, tenemos a muchos expolíticos o miembros de la Casa Real, expertos en negociación y diplomacia, como: Eduardo Zaplana, Javier de Paz, Narcís Serra, Alfredo Timmerman, Iñaki Urdangarín, etc. En cambio, en Google, con una estructura en red, hablamos de auténticos tecnólogos con un demostrado currículo en investigación aplicada e innovación, como: Larry Page, Sergey Brin, Vinton Cernf, Rob Pike, Ken Thomson, etc.

Sin embargo, creo también que las declaraciones de Cesar Alierta manifiestan el gran descontento de los antiguos operadores incumbentes con un mercado altamente regulado y con continuos precios a la baja. La construcción de redes de telecomunicaciones de alta capacidad, fiabilidad, robustez, etc., requiere de grandes inversiones, con un retorno a largo plazo y con un notable riesgo. Evidentemente, el sector del software no sufre este entorno tan turbulento y es lícito pretender trasladarlos parte de esta presión, porque la construcción de redes de banda ancha por fibra óptica es importante para toda la cadena de valor de Internet, los Gobiernos y la sociedad. No obstante, podemos entrever el enorme poder que pueden llegar a adquirir las operadoras de telecomunicaciones, que pueden llegar a conocernos mejor que nuestro mejor amigo sin necesidad de hacernos ni una pregunta y podrían llegar a dirigirnos a aquellos proveedores a los que a ellos les interese. Este poder además se incrementará debido al actual proceso de expansión internacional y consolidación, pasando algo muy similar pero con un potencial peligro para la sociedad y la cadena de producción superior a lo ocurrido con las grandes cadenas de distribución de la alimentación.


<<< Volver al listado de artículos