CONSULTORÍA ESTRATÉGICA EN TECNOLOGÍAS
DE LA INFORMACIÓN Y COMUNICACIONES

CONSULTORIA EN REDES Y SERVICIOS DE TELECOMUNICACIONES

Menú


Italia



Bandera Italia

Italia es un país de Europa del sur, que forma parte de la Unión Europea. Su territorio consiste principalmente en una península alargada, la Península Itálica, y dos grandes islas en el mar Mediterráneo, Sicilia y Cerdeña. Por el norte está bordeado por los Alpes, por donde limita con Francia, Suiza, Austria y Eslovenia. Los estados independientes de San Marino y Ciudad del Vaticano se encuentran dentro del territorio italiano. Italia tiene más de 60 millones de habitantes y forma parte del G8 o grupo de las ocho naciones más industrializadas del mundo. La actividad industrial ha sido tradicionalmente el motor del desarrollo Italiano y el actual eje de su economía. No obstante, Italia está también lleno de contrastes, pues la parte sur del país es bastante pobre y se ha hecho famosa por el poder que la mafía y la corrupción han tenido durante generaciones.

He visitado en varias ocasiones varias ciudades de Italia (Ivrea, Florencia, Génova, Latina, Milán, Pisa, Poggibonsi, Roma, San Gimignano, Siena, Turín, Venecia, etc.) por trabajo y por ocio. Éste es el país de Europa donde las costumbres culturales y gastronómicas, así como el carácter de la gente, es más parecido al de España. Italia es absolutamente precioso: ubicado en el corazón del antiguo Imperio Romano, está lleno de tesoros culturales que reconstruyen la historia de las bases de la civilización occidental. La pizza, la pasta (bucattini, espagueti, ravioli, tagliatelle, etc.), el café y los helados son inigualables a los de cualquier otro lugar. El aceite de oliva, las aceitunas, el vino y el queso (parmesano, mozzarela de buffala, ricotta, gorgonzola, etc.), son también excelentes. El vino es bueno, aunque no de mis favoritos salvo los rosados espumosos, y de entre los licores que quedo con el Limoncello. Aunque el italiano y el castellano se parecen mucho y es posible entenderse sin grandes problemas, recomiendo viajar con las guías gratuitas de Living Language: "Italian to Go" e "Italian Starting Out In". En los siguientes apartados describo brevemente algunos de los lugares que más me han gustado.

Roma

Roma es la ciudad más bonita que he conocido. He estado en Roma un total de 3 veces, una de ellas durante una semana completa, que es cuando pude disfrutar de todos los detalles de esta fabulosa ciudad. Es una ciudad para andar y perderse por todos sus rincones, plagada de iglesias, palacios, fuentes, monumentos, ruinas, zonas verdes, etc. Existen estupendas guías de esta ciudad, destacando entre las gratuitas: la guía de Roma de Take Off Guides y la guía de Roma de Lonely Planet (desarrollada con motivo de la Champions League de 2009).

Roma está plagada de las impresionantes obras de ingeniería y edificios públicos del antiguo Imperio Romano: calzadas, puentes, acueductos, foros, teatros, anfiteatros, básilicas y templos. La capital de la República de Italia, de la provincia de Roma y de la región del Lazio, tiene más de 2,8 millones de habitantes y es visitada por más de 20 millones de turistas al año. El centro histórico de Roma es considerado Patrimonio de la Humanidad por UNESCO, por la gran concentración de edificios y monumentos del antiguo Imperio, pero también del Renacimiento y del Barroco. Roma es un monumento al aire libre, una ciudad animada y desordenada, llena de experiencias y de vida.

Mapa de Roma

Foto 1: Mapa de Roma (con estaciones de metro).

Siempre me he alojado cerca de la Estación de Termini, por lo que voy a enumerar mis sitios favoritos de Roma partiendo por el recorrido que suelo seguir. La zona de Termini está muy bien comunicada, pues además de la estación ferroviaria, se tiene línea de metro y muchas líneas de autobuses. No obstante, por la noche puede parecer un tanto peligrosa. Entre la piaza dei Cinquecento y la Piazza della Repubblica está el Museo Nazionale Romano, cuya colección arqueológica es una de las más importantes del mundo. También cerca de Termini está la Basílica Santa Maria Maggiore, edificada en el s. V, aunque su actual fachada es del s. XVIII. De su interior destacaría su campanario medieval, que con 75 m, es el más alto de Roma. En su interior están enterrados varios papas y Bernini y destacaría sobre todo sus mosaicos. Bajando por la Vía Cavour hacia el Colisseo, está la Piazza di San Pietro in Vincoli, donde está pequeña iglesia con el mismo nombre. Esta encantadora iglesia alberga la famosa estatua de Moisés sentado en su trono, obra de Miguel Ángel, y las cadenas que se creé que fueron utilizadas para apresar a San Pedro. Junto a la iglesia está la Facultad de Medicina, por lo que el área está llena de pequeños bares, no muy elegantes pero sí económicos, donde tomar una pizza o un café de calidad.

El Coliseo se terminó de construir en el año 80 dC, dando lugar al mayor "teatro" del mundo. Su arena fue el centro de sangrientos combates entre gladiadores y de individuos de las clases sociales más despreciadas (esclavos, cristianos, criminales, etc.) con exóticos animales traídos de África (jirafas, elefantes, hienas, leones, etc.), mientras el público se divertía en lo alto de las gradas. El cine ha reflejado en muchas ocasiones, como en la excelente película "Espartaco", la crueldad de esta famosa forma de ocio. Los espectáculos del Coliseo terminaron en el año 523 dC y muchas de las piedras del circo fueron utilizadas para la edificación de otros edificios. El Coliseo, aunque semiderruido, sigue siendo impresionante. No recomiendo sin embargo, realizar la visita interior, pues es cara y hay poco que ver y en mal estado, como las gradas y los pasadizos subterráneos. Al lado del Coliseo, se encuentran el Arco di Constantino, construido en el año 312 dC por orden del emperador Constantino para celebrar una de sus vitoria. La mayoría de las esculturas que decoran el arco son de otros Emperadores posteriores, como Trajano, Adriano, Marco Aurelio, ec.

Bajando por la Via di S. Gregorio, llegamos al Circo Massimo, que actualmente no es más que una explanada de tierra rodeada de cesped, donde los turistas aprovechan a descansar. En el otro extremo del Circo, está la iglesia de Santa Maria in Cosmedin. Esta iglesia se ha hecho muy famosa porque alberga desde 1632 la Bocca della Verità (o Boca de la Verdad), una antigua máscara de mármol colocada en una pared que data del s. I y que representa un rostro masculino con barba y con ojos, nariz y boca huecos, sobre la que existen varias leyendas. 

Cerca del Coliseo, siguiendo la Via dei Fori Imperiali, se encuentra el Foro Romano, el más grande de todos los que se conservan. El Foro, antiguo centro de la vida pública romana, está bastante deteriorado y se encuentra en continuo proceso de restauración y excavación. Dentro del Foro se pueden ver restos del Arco di Settimo Severo, la Basílica Emilia, la Curia, la Piedra Negra, el Tempio di Cesare, etc. Muy cerca del Foro Romano se encuentran también los Fori Imperiali (Cesare, Augusto y Traiano). Cerca del Foro de Traiano, está la Colonna Traiana (o Columna Trajana), construida por orden del emperador Trajano para conmemorar una de sus victorias. La estatua está a 40 metros de altura sobre una columna en forma de espiral llena de relieves con escenas bélicas.

La siguiente parada es, tras una pequeña escalinata, la Piazza del Campidoglio, que está rodeada por tres palacios: el Palazzo Nuovo, el Palazzo dei Conservatori y el Palazzo Senatorio. Los dos primeros son la sede de los Musei Capitolini, el más antiguo del mundo de carácter público. En él está expuesta el original (entre 480-470 aC) de la "Loba Capitolina" que amamantó a Rómulo y Remo. Según cuenta la leyenda, los gemélos Rómulo y Remo, hijos de Marte, fueron abandonados al nacer. Por suerte, una loba llamada Luperca se encargó de amamantarlos y los gemelos crecieron sanos. Siendo adultos, Rómulo mató a Remo y fundó Roma. Hoy en día, el símbolo de la ciudad imperial sigue siendo la loba y los dos niños. Cerca de la Piaza del Campidoglio se encuentra la Piazaa Ara Coeli, donde se puede visitar la iglesia Santa Maria in Ara Coli, que hoy ocupa la parte más alta del monte Capitolino. Aunque es una iglesia sobria por fuera, es muy bonita por dentro.

A unos pocos pasos se encuentra la Piaza Venezia, considerada el centro neurálgico de Roma, sobre la que se alza el Vittoriano, construido en honor Vittorio Emanuelle II. Se trata de un enorme edificio en mármol blanco, construido en honor a Vittorio Emanuelle II, para demostrar el poder de la unificación italiana. Es recomendable entrar, no sólo por sus esculturas y frecos, también por las espléndidas vistas que se obtienen desde lo alto. Enfrente del Vittoriano se encuentran el Palazzo di Venezia y la Basílica de San Marcos. Muy cerca de ellos se encuentra el Palazzo Doria Pamphij, con una fachada y decoración interior excelente y donde se encuentra una importante colección de pintura, y la Chiesa del Gesú, la primera iglesia jesuita de Roma y donde descansan los restos de San Ignacio (fundador de la orden). La Via del Corso nos llevará al centro de Roma, disfrutando de las tiendas de ropa de última moda.

Palacio de Victtorio Enmanuelle

Foto 2: El Vittoriano.

Tras recorrer la Via del Corso, llegamos a la Piazza del Popolo, famosa por el obelisco del s XII aC que yace en su centro y que anteriormente estaba ubicado en el Circo Massimo marcando el punto donde los caballos debían girar durante las carreras. La iglesia Santa María del Popolo, una de las más bellas de Roma, destacando en su interior la Capilla Chigi, diseñada por Rafael con fresos de Pinturicchio y pinturas de Rafaell.

Cerca de la Piazza del Popolo nos encontramos la Piazza di Spagna, con su famosa empinada escalinata (que construida por los españoles), es una zona de mucho bullicio y con buen tiempo la gente se apila sentada en sus peldaños. Recomiendo subir la escalinata para disfrutar de una bella vista de esta parte de la ciudad y visitar la iglesia de Santa Trinitá dei Monti. Desde la plaza se tiene acceso a la Via Condotti, donde está las tiendas de ropa más caras de la ciudad (Armani, Moschino, Prada, Versace, etc.). Conviene entrar a probar el típico capucchino al Antico Caffé Greco, con una cuidada decoración interior y punto de reunión de intelectuales desde hace varios años... pero ¡cuidado!, que el precio de cada café ronda los 6 € -la última vez que estuve, en el año 2006-.

Volviendo a la Piazza di Spagna, tomando la Via delle Quattro Fontane, llegamos al Palazzo Barberini, en cuyo interior está la Galleria Nazionale d'Arte Antica, con obras de Caravaggio, Rafael, Tintoretto, etc. Cerca del Palazzo están las iglesias barrocas de S. Andrea y S, Carlo, ideada una por Bernini y la otra por Borromini. La Piazza del Quirinale es una plaza amplia y elegante, donde actualmente vive el presidente de la República y en la que, por lo tanto, hay siempre muchos "carabineri". Muy cerca de la Piaza está la grandiosa Fontana di Trevi, todo un icono de Roma desde que en la película "La Dolce Vita" de Ferico Fellini, Anita Ekberg y Marcelo Mastroianni se pegaran un buen baño. Evidentemente, como otras muchas cosas, esto sólo ocurre en la película, porque actualmente es imposible bañarse sin pasar posteriormente por la policía. No obstante, se puede echar una moneda (que es donado posteriormente a la beneficencia) de espaldas a fuente: la primera garantiza el regreso a la ciudad (a mi me funcionó) y la segunda asegura que se encontrará el amor en Roma (a mi no me funcionó, yo encontré el amor en una ciudad antagónica a Roma, en Dallas). La Fontana di Trevi fue diseñada por Nicola Salvi en 1732 y representa al carro de Neptuno, dios del mar.

Fontana di Trevi

Foto 3: Fontana di Trevi.

Volviendo a la Via del Corso y cruzándola perpendicularmente, tras pasar varias iglesias y palacios, llegamos al Panteón de Agripa o Panteón de Roma, un templo circular construido a comienzos del Imperio Romano (en el año 27 aC) dedicado a los dioses y que fue reconstruido en más de una ocasión, convirtiéndose en iglesia en el año 1609. Además de su fronton triangular y sus columnas, destaca el agujero de 9 metros de diámetro de su cúpula. Dentro se albergan las tumbas de Vittorio Emanuele II y Umberto I, los primeros reyes italianos, y la del gran artista renacentista Rafael. Muy cerca, en via Pantheon y via Colonnelle están dos de las heladerías más famosas de Roma: Della Palma y Giolitti. También cerca del Pantenón está la iglesia gótica Santa María Sopra Minerva. Se trata de una iglesia del año 1280, construida sobre un templo pagano dedicado a Minerva del s VIII, y que fue restaurada en el s. XIX. En su interior se puede disfrutar de distintas obras de arte, como frescos de Filippino Lippi y esculturas de Miguel Angel. En frente de la iglesia está el Pulcino della Minerva, un estatua diseñada por Bernini de un elefante como base que soporta un obelisco egipcio. Muy cerca está la Piazza Navona, muy popular por sus tres fuentes y por su continua actividad, donde cabe destacar la continua presencia de artistas y tenderetes callejeros. La fuente más popular es la Fontana dei Quattro Fiumini de Bernini, qe repsenta a los grandes ríos del Danubio, Ganges, Nilo y Río de la Plata, en forma de figuras humanas. En la plaza está la iglesia Sant'Agnese in Agnore, obra de Borrimini. En los alrededores de la plaza hay varios palacios (Braschi, Farnese, Governo Vecchio, Spada, etc.) por lo que merece la pena darse un paseo por todas las calles que la rodean. Cerca también de la Piazza Navona está la Piazza Campo de'Fiori, donde por el día hay un mercado de flores y plantas y por la noche es una zona de vinos y copas muy animada. Antiguamente, esta plaza era el escenario donde la Inquisición llevaba a cabo sus terribles ejecuciones, lo cual es recordado por la estatua de Giordano Bruno, un monje quemado en la hoguera por afirmar que la Tierra giraba alrededor del Sol y no al revés.

Cruzando el río Tíber por el puente Garibaldi o el Fabricio, está la zona del Trastevere, donde hay varias trattorias y restaurantes para cenar por la noche, sobre todo en el área cercana a la iglesia de Santa María in Trastevere.

Pantenon en Roma Castillo de Sant Angello en Roma

Foto 4: El Panthenon y el Casillo de San't Angelo.

El Vaticano

Bandera El Vaticano

Dentro de Roma se encuentra el Vaticano, una ciudad-estado independiente y soberana, centro de la Iglesia católica y donde reside el Papa o Sumo Pontífice de la Santa Sede. La famosa Guardia Suiza es, junto a la policía italiana, la encargada de la seguridad del Vaticano. Tiene una extensión de menos de 0,55 m2 y menos de 900 habitantes. Lo más destacable es:

Basilica de San Pedro en el Vaticano Vista de la Plaza de San Pedro en el Vaticano

Foto 5: Basílica de San Pedro en el Vaticano y vista de la Plaza de San Pedro desde la cúpula de la Basílica.

Florencia

Florencia se encuentra a unas 2 horas en tren de Roma, y la he visitado 3 veces en viajes distintos. Florencia es la capital de la región de Toscana. Esta ciudad, impulsada por la familia Medicis, se ofrece como la cuna del Renacimiento.

Cuentan que cuando en 1817 el novelista francés Stendhal visitó Florencia, después de pasar todo el día recorriendo estrechas callejuelas y admirando los maravillosos frescos, cúpulas, retablos y esculturas, llegó a la Iglesia de Santa Croce y ya no pudo resistirlo más. Le invadió una sensación angustiosa de sudores, mareos y palpitaciones. Fue entonces cuando el médico le diagnosticó algo así como "exceso de belleza" y a partir de entonces a esta sensación se le conoce como "Sindrome de Stendhal". La Iglesia de Santa Croce, ubicada en una amplia plaza situada en uno de los barrios con más sabor de la ciudad, tiene una imponente fachada de mármol blanco. En su interior se encuentran, además de las tumbas de los más geniales personajes florentinos, como Miguel Ángel, los impresionantes frescos que pintó Giotto o la Anunciación de Donattelo. El Duomo (catedral) o la Basílica de Santa María del Fiore es el cuarto templo más grande de toda la cristiandad. Lo más impresionante de esta catedral es la cúpula Brunelleschi, para muchos expertos el símbolo indiscutible del Renacimiento, que se puede divisar desde cualquier punto de la ciudad. Al oeste de la catedral está el Baptisterio de San Juan.  Se cree que es el edificio más antiguo de la ciudad, siendo especialmente famosas sus puertas de bronce, destacando la "Puerta del Paraíso", obra maestra de Lorenzo Ghiberti. Otra importante iglesia es la Iglesia de Santa María Novella, cuya fachada en mármol de colores con dibujos geométricos, así como los frescos de Ghirlandaio, constituyen una joya para la vista.

Cerca de la Piazza San Marco y del convento de San Marco, se encuentra la Galería de la Academia, uno de los museos más importantes de Florencia, dedicado a la pintura y escultura. La obra más famosa es la escultura "El David" de Miguel Angel. La escultura en mármol blanco representa al Rey David bíblico en el momento de enfrentarse con Goliat. Se trata de una de las obras maestras del Renacimiento y una de las esculturas más famosas del mundo. Hasta 1910 la escultura estuvo ubicada en la Piazza della Signoria, estando ahora en su lugar una copia de la obra a tamaño real.

El Duomo

Foto 6: El Duomo.

Muy cerca del Duomo se encuentra la Piazza della Signoria, centro político de la ciudad que alberga el emblemático Palacio Vecchio, la Logia de la Señoría y el Palacio de los Uffici. La Galería de los Uffici es una de las primeras del mundo en cuanto a pintura renacentista italiana, con pinturas como "El Nacimiento de Venus" y "La Primavera" de Botticelli, u otras obras de otros autores como Leonardo da Vinci, Durero Tiziano, Miguel Angel, Rafael o Tintoretto.

Siguiendo el camino por la orilla del río, se llega al Ponte Vecchio, que une las dos partes de la ciudad, divididas por el río Arno. Construído en 1345, el puente acoge en toda su longitud la Galería Vassari, que comunica los Uffici con el otro lado del río. Durante la Segunda Guerra Mundial, los alemanes destruyeron en su retirada todos los puentes, salvo éste. Las tiendas y mercados de orfebres y joyeros que se pueden visitar hoy estaban ocupadas durante la Edad Media por pescadores y artesanos.

Tras cruzar el puente, al otro lado del río, la siguiente parada es el Palacio Pitti. Esta gigantesca edificación fue levantada sobre los planos iniciales del arquitecto Filippo Brunelleschi bajo mandato de la familia Pitti. En su interior, lo más recomendable es la Galería Palatina, con pinturas de Tiziano, Rafael, Caravaggio y Rubens, entre otros, y los majestuosos jardines de Boboli. El mejor mirador para apreciar la belleza florentina de techos y cúpulas rojas es, sin lugar a dudas, Piazzale Michelangelo.

Vista de Florencia

Foto 7: Vista de Florencia.

Génova

He estado 3 veces en Génova por trabajo, por ser la antigua sede central de Marconi en Italia. Es la capital de Liguria, una estrecha franja frente al mar con bonitos pueblos costeros. Patria del marinero y descubridor Cristobal Colón, del exitoso almirante Andrea Doria (que la convirtió en la República Marítima de Génova) y del compositor Niccolo Paganini. Cuenta con más de 610.000 habitantes. Su clima templado, su gran tejido empresarial tecnológico y su animada vida la transforman en una ciudad muy interesante para vivir. El "pesto", la apreciada salsa italiana, es originaria de Génova. También es típica la "focaccia", una variedad de pan. También destacana los vinos blancos, finos y aromáticos, como el Cinque Terre, el Vermentino y el Pigato, y el rosado Dolceacqua. Génova fue una de las ciudades más famosas del medievo, de hecho era una ciudad-estado, constituyendo una importante potencia marítima, comercial y financiera.

La Catedral de Génova está dedicada a San Lorenzo y fue fundada en época muy antigua, pero fue reconstruida entre los s. XI y XII y sucesivamente sufrió otras transformaciones. Su fachada, de franjas de mármol blanco y negras, posee tres portales góticos monumentales, adornados con esculturas (siglo XIII). La Piazza del Municipio, con su reloj, es un ejemplo de belleza de las plazas genovesas. La Piazza della Vittoria, situada en la parte este de la ciudad, alberga el Arco del Triunfo, cuyas inscripciones recuerdan a los caídos en la Primera Guerra Mundial. También es de destacar La Piazza de Ferrari, con una impresionante fuente en su centro alrededor de la cual se encuentran la Ópera y el Palacio Ducal. Está también una casa en la que se dice que nacio Cristobal Colón. La Vía Garibaldi, a lo largo de la cual hay varios bellos palacios, es otra visita obligada. Recomiendo acercarse a la cala de Boccadenesse y disfrutar del marisco y pescado en uno de los restaurantes que están a su lado. El acuario de Génova es el segundo más grande de Europa, tras el oceanográfico de Valencia. En el puerto de Génova hay un faro, llamado Torre della Lanterna (Torre de la Linterna), símbolo de la ciudad.

También hice escapadas durante el fin de semana a Portofino, el puerto vacacional más exclusivo de Italia (aunque la mayoría de playas son privadas, no públicas como en España), y Cinque Terre, un parque nacional y zona protegida que recorrimos en barco parando en pequeños pueblos erigidos sobre las abruptas costas donde también existen extensos campos con cultivos de vid, olivo, etc. Cinque Terre también es famosa por sus bellas iglesias románicas y su rica gastronomía, destacando el vino dulce y el pescado fresco. También merece la pena ir Cervo, un precioso pueblo al oeste de la ciudad que se alza abruptamente desde una playa de guijarros.

Venecia

Venecia, la "ciudad de los canales", es la capital de la región de Véneto. Se alza sobre un conjunto de más de 120 islas unidas por más de 455 puentes, que se extienden en la laguna de Venecia en el mar Adriático. Para llegar hasta Venecia por tierra firme se toma el Puente de la Libertad que accede al Piazzale Roma. Venecia también tiene un aeropuerto, el Aeropuerto de Venecia Marco Polo.

Cuando estuve visitándola en el año 1993, los malos olores de las aguas de sus canales, la restaron mucho atractivo. Sin embargo, parece ser que este problema se ha ido solventando a lo largo de los años; aunque la ciudad aún sigue sufriendo frecuentes inundaciones, que el Gobierno quiere evitar levantando diques móviles que se cerraría en caso de aumento del nivel del agua del mar. Sin embargo, Venecia es una ciudad perculiar y bella, que es imprescindible visitar.

Los canales de Venecia constituyen un gran entramado a forma de calles que parten del Gran Canal, donde discurren todo tipo de embarcaciones, como vaporetos, góndolas, etc. La clásica embarcación para atravesar los canales era la góndola, aunque actualmente es utilizada casi sólo por turistas, bodas o funerales. Desde los canales se tiene acceso a muchos de los edificios, palacios e iglesias de Venecia.

Lo más bonito de Venecia es la Piazza San Marcos. La plaza está delimitada por varios edificios famosos, destacando: la basílica de San Marcos, el Campanile de ladrillo (con una excelente panorámica de la ciudad y desde donde antiguamente se anunciaba de la llegada de los barcos y de incendios en la ciudad), el Palacio Ducal y la Torre del Reloj. También se encuentran allí las Procuradurías Viejas (Procuratie Vecchie), que era la antigua sede de los procuradores y magistrados encargados de la conservación de la basílica, y las Procuradurías Nuevas (Procuratie Nuove). Gran parte de la planta baja de las Procuradoría está ocupada por cafeterías.

La basílica de San Marcos, considerada la obra maestra de la arquitectura bizantina en Occidente, se edificó precisamente para albergar el cuerpo del Evangelista San Marcos, traído desde Alejandría. Destacan sus cúpulas con la forma propia de los templos bizantinos, sus mosaicos de aire oriental, su planta de cruz griega, su retablo de filigrana de oro, esmaltes y piedras preciosas, etc.

Pisa

Pisa pertenece a la región de Toscana y es muy famosa por la "Torre inclinada de Pisa" y por sus prestigiosas universidades. Sólo he estado por ocio hace muchos años y lo más importante de la ciudad se puede visitar en unas pocas horas.

La preciosa Piaza dei Miracoli (Plaza de los Milagros), declarada Patrimonio de la Humanidad, está ubicada en el centro de la ciudad. Se trata de una extensa área amurallada, en parte pavimentada y en parte cubierta de hierba, que alberga cuatro grandes y famosos edificios religiosos: el Duomo (la catedral), la Torre inclinada de Pisa -el campanario de la catedral-, el Baptisterio y el Camposanto.

San Gimignano

San Gimignano es el pueblo más famoso de la Toscana, amurallado, con calles estrechas empedradas y varias torres defensivas e Iglesias. El pueblo se puede recorrer en poco tiempo y desde sus murallas, se tienen bellas vistas del paisaje toscano, caracterizado por prados verdes, viñedos y árboles frondosos.

La Piazza de la Cisterna está rodeada de edificios medievales, torres y cafeterías. La Piazza del Duomo está rodeada por la Collegiata, el Museo Civico y el Museo d'Arte Sacra. La Collegiata era la antigua catedral de San Gimignano y aunque tiene una fachada bastante sobria, por dentro es bastante llamativa, al estar rodeada de frescos.

Siena

Siena es considerada, con toda la razón, la ciudad medieval más bonita de Italia. En la actualidad la ciudad vive fundamentalmente del turismo, pero en la Edad Media, era una de las principales ciudades de Europa, gracias a la banca y la industria textil.

La visita la comenzamos en el Campo, una plaza en forma de concha que consistuye el corazón de la ciudad. En torno a la plaza se tienen diversos palacios, destacando el Palazzo Publico, construido entre 1297-1342. El Palazzo Publico es ahora la sede del Ayuntamiento de Siena y que alberga también el Museo Civico, en cuyas salas podemos encontrar algunos de los cuadros más famosos de la ciudad. Desde el campanario del Palazzo se tienen unas excelentes vistas de la ciudad, aunque por falta de tiempo no llegamos a subir.En el Campo tiene lugar la fiesta más espectacular de Italia: el Palio. Se trata de una carrera de caballos, montados a pelo, alrededor del Campo. Las carreras tienen lugar el 2 de julio y el 16 de agosto, fechas en las que no he estado en Siena y que por lo tanto sólo conozco por la televisión.

Cabe destacar también de Siena el Duomo, ubicado en la Piazza del Duomo, una preciosa catedral con una asobrosa fachada obra en su mayor parte de Pisano, compuesta por pilares, esculturas y detalles decorativos de estilo gótico y románico. El interior llama la atención por los bustos de pierdra de un gran número de Papas y los paneles narrativos de marmol. Cabe destacar el Retablo Piccolomini, con estatuas del por aquél entonces un joven Miguel Angel, y el púlpito de Nicola Pisano y sus relieves de episodios de la vida de Cristo. El Battisterio de San Giovanni, es el baptisterio subterráneo de la catedral y contiene una bella pila bautismal.

Cerca del Duomo, está el Museo Archeologico y el Museo dell' Opera del Duomo. El principal museo de arte de la ciudad es la Pinacoteca Nazionale ubicada en el Palazzo Buonsignori. Siena cuenta también con bellas iglesias, como Santa Maria dei Servi, San Francesco o San Domerico.

Catedral de Siena

Foto 8: Vista de la Catedral de Siena.


<<< Volver al listado de viajes